Portada Qui no sap riure no sap viure

Romances y canciones, raps gastronómicos, adivinanzas con mucha tralla, árboles imaginarios, pollos poetastros, arañas pissiganyes, pinos que rapean, pulgas casaderas, aquelarres secretos... He aquí 21 poemas para niños de todas las edades, con el eje común de la risa y la diversión, donde se mezcla el sentido del humor y la cultura popular con un trato exigente del verso y las palabras.

La recopilación se dirige a todos los públicos: desde el ciclo de primaria hasta secundaria. No tiene edad y las tiene todas a la vez. Lee un fragmento.

   Qui no sap riure no sap viure es un libro escrito desde la ilusión de mostrar a los niños un abanico de buenas razones para cambiar el orden de la realidad y ver el lado positivo de la vida. El espíritu de la recopilación toma fuerza en la cultura popular: dichos, trabalenguas, canciones, con poemas que beben de la antigüedad y al mismo tiempo participan de la actualidad.

 Encontramos poemas surrealistas como Bouesia, declaraciones de amor rimadas, como la de Romance del viejo pollo, aquelarres orquestados por brujas con olor a pedo, adivinanzas con mucho zumo, un vampiro que sorprende el médico cuando éste le dice que le quiere curar la anemia ... y sobre todo unas ganas interminables de mirar la realidad desde el juego de niños. Un juego que, entre otros, es sobre todo juego lingüístico: el de la creación.

    El espíritu de esta obra es mostrar la poesía como una vertiente de la literatura donde la creatividad puede expresarse de muchas maneras, con muchos registros. A escribir versos, a dejarse arrastrar por bressoleig de la rima, se aprende rimando, sí, pero también leyendo, dejándose contagiar por "la canción" que el verso lleva implícita y que tan sutilmente nos mece cuando el decimos en voz alta.

¿O no cantábamos de pequeños, escagarrinats de miedo, cuando nos hacían subir a la cámara a tender la ropa? Dicen que quien canta sus males espanta. Y, claro: quien no sabe reír no sabe vivir!

    Este libro lleva dentro una "música", una manera de hacer que bebe de la tradición y con la que se pretende que los niños vayan confeccionando el esqueleto del texto poético: su texto. ¿Cómo queremos, si no, que la poesía pueda pasar sarampión del adolesència cuando, sin duda, el pasotismo inherente a la "enfermedad" de los que hacen la travesía por el desierto hacia el mundo de los adultos se lleva tantas cosas por delante ? Hay nutrir la infancia de poesía, pues todo aquello que se ama cuando se es niño, nunca olvida y se queda con nosotros para toda la vida. 

I s'ha acabat el bròquil: la poesia serà dels infants o no serà

    Hasta hace unos años los niños, tal y como dice Miquel Desclot, hacían un salto poético al vacío con dos únicas paradas antagónicas: saltaban del "Sol solet" de la infancia más temprana, al "Sol i de dol" del clásico JVFoix. Y se acabó lo que se daba: la poesía será de los niños o no será.

Qui no sap riure no sap viure!, Andana Editorial 2014, es una recopilación de poemas para niños de 6 a 6000 años escrito por Andreu Galan  Martí (Alboraia, l’Horta, 1980), con ilustraciones de Luis Demano (Alacant, 1976). Porque el vivir, como la risa, no se enseña: se contagia.